Las manifestaciones de la alergia al polen van desde unas molestias como estornudos o lagrimeo a cuadros potencialmente graves como son las crisis asmáticas.

Con la llegada de la primavera muchas plantan comienzan su polinización emitiendo partículas al aire que causan reacciones alérgicas a una buena parte de la población, se calcula que más de 8 millones de personas en España tienen alergia a uno o más tipos de pólenes siendo los más reactivos los de las gramíneas, olivos, plátano, etc que comienzan en estos meses y se extienden hasta el otoño.

Alergia al polen en el colegio

En los colegios es importante tener un registro actualizado con el diagnóstico y el tratamiento marcado por el alergólogo para poder comprobar que existe un buen control de la enfermedad: se siguen las pautas de vacunación si están indicadas, hay pautados antihistamínicos para cuando aparecen las molestias, están presentes las dosis de medicación de rescate etc.

Si el niño además es asmático prestaremos mayor atención a los signos de crisis para poder actuar con la mayor rapidez posible. La mayoría de las crisis asmáticas atendidas por enfermeras escolares ceden al instaurar de manera rápida el tratamiento pautado pudiendo seguir con su jornada escolar.

Una buena educación para la salud en estos casos es de gran importancia: a partir de los 6-7 años se les puede instruir en el correcto uso de nebulizadores y en la detección de las señales de alarma que deben comunicar lo antes posible.

Como consejos generales que damos tanto a los escolares como a las familias de alérgicos al polen están:

  • Ventilar la casa y las aulas en las horas en las que no hay pico de polen, evitando las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde
  • En el coche mantener las ventanillas cerradas y revisar que los filtros del aire estén limpios
  • La limpieza de las superficies tanto en el colegio como en casa se hará con paño húmedo y aspirador
  • Proteger los ojos con gafas de sol
  • En caso de ser necesario, usar mascarillas homologadas, con filtro de partículas
  • Lavar frecuentemente cara y manos
  • Evitar hacer deporte al aire libre en las horas en las que la concentración de polen es mayor con especial cuidado los días en los que se prevén concentraciones altas.

Para las enfermeras escolares es de gran ayuda consultar los niveles de polen de las diferentes especies previstos a lo largo del día así como disponer de apps que permiten configurar alarmas cuando se superan niveles críticos.

En la web www.polenes.com encontramos información sobre los niveles de polen de distintos grupos de plantas en toda España, además cada comunidad autónoma ofrece información sobre niveles de polen en sus webs oficiales, muchas de ellas permiten darse de alta en sistemas de alertas mediante sms, mails, etc.

Enlaces útiles:

Share This